No inventes el hilo negro

Inventar el hilo negro (innovar) cuando tienes Desmadre Operativo, multiplica los riesgos en tu empresa.

Soy un fiel creyente, de los beneficios de la innovación en la empresa. En lo personal me gusta mucho innovar, me emociona, me apasiona.

Este entusiasmo por la innovación, me ha metido en muchos problemas, de los cuales pude salir adelante, a veces un poco raspado, sin embargo, lo más importante es que aprendí cuándo y cómo innovar.

Hoy quiero compartirte algunos de estos aprendizajes.

¿Qué es Innovar?

Tenemos la idea de que innovar significa inventar algo totalmente nuevo, que rompe con todo lo establecido. Innovar es igual al primer teléfono inteligente. Innovar es mandar cohetes al espacio y que regresen a tierra solos.

Apalancados en este concepto, queremos innovar en nuestra empresa, “inventando” algo totalmente disruptivo, diferente a todo lo que siempre hemos hecho.

El problema es que este tipo de innovaciones, nos saca completamente de nuestra zona de especialidad, de nuestro expertise.

Entonces en nuestro afán de innovar, nos movemos a un terreno en el que somos totalmente inexpertos y desaprovechamos el potencial de todo lo que tenemos.

Y como consecuencia, aumentamos el Desmadre Operativo.

Innovar realmente es: Mejorar cómo hacemos las cosas

Algunos ejemplos de grandes innovaciones, que puedes aplicar de inmediato:

  • Identificar cuál es la fortaleza principal de tu empresa.
  • Dejar de vender lo que te genera pérdida.
  • Identificar cuál es tu perfil de cliente ideal.
  • Preguntar a tus clientes ideales qué valor les estás generando.
  • Mapear todo tu proceso de atención al cliente.
  • Hacer los perfiles de personalidad de todo tu equipo, iniciando por ti.

Aunque nada de esto suena a rocket science, son innovaciones que generarán un impacto inmediato y duradero en tu empresa.

Lo más importante, es que son innovaciones que no necesitan inversión adicional, por el contrario, liberan y potencian los recursos que actualmente tienes.

Innovación para reforzar tu Fortaleza Principal

La innovación más importante siempre será tu forma única de entregar valor consistente a tus clientes.

Cuando tu fortaleza principal, que has construido con años de esfuerzo y experiencia está bien definida, bien protegida, puedes aplicar innovaciones más atractivas en beneficio de tus clientes y tu empresa.

Evita cualquier innovación que afecte estos dos pilares: Valor al Cliente y Fortaleza principal.

Con este marco de referencia, ahora sí, puedes darle vuelo a la hilacha, porque los hilos negros que inventes siempre generarán valor.

Estas innovaciones incrementales, además de mejorar tu empresa, crean una cultura de trabajo, donde todos en la empresa aportan con entusiasmo: ideas, acciones, mejoras, innovación.

El resultado de la metodología Sin Desmadre Operativo, es tener tu Fortaleza Principal bien definida y protegida, a partir de este punto podrás innovar, generando muchísimo valor para tus clientes, tu empresa y lo mejor de todo, aprovechando todo lo que hoy ya tienes.

Búscame, para ayudarte a Recuperar tu Tranquilidad eliminando el Desmadre Operativo:

Recuerda: Innovar es mejorar lo que ya tienes.

Volver arriba