El Librero más caro del mundo

Es el librero donde guardas todos los planes, certificaciones, manuales, procesos, en los que invertiste muchísimo, valen muchísimo. No los usas, tienen polvo.

También existe la versión digital, a veces solamente en tu computadora, donde tienes además, todos los libros que has leido, exceles con todo tipo de proyecciones y el súper powerpoint mágico.

Es importante y necesario todo esto, claro que lo es, son herramientas para el desarrollo de tu empresa y todo tu equipo. Solo que es muchísimo más importante que las pongas en práctica.

Una estrategia que no se conecta con el trabajo cotidiano, no sirve de nada.

Porque si no se conecta, simplemente no va a ocurrir, porque nadie la va a ejecutar.

Frecuentemente, los dueños de negocio me comparten su preocupación por alguna estrategia o meta no cumplida, me muestran la carpeta o el documento electrónico, perfectamente bien hecho: el contexto, la oportunidad, el objetivo, la solución, el impacto en el cliente, en la empresa, la fecha para lograrlo.

Solo le falta un pequeñín detalle. ¿El cómo operativo?

No es suficiente hacer un evento donde se presenta la nueva estrategia y se explica que la meta es subir un indicador de 20% a 25%. Tampoco es suficiente hacer una reunión con tu equipo de coordinadores, para recordarles lo importante de lograr la meta.

Necesitas asegurar que existe un cómo operativo:

  • Quién es el responsable de lograrlo, quiénes lo van a ayudar
  • Cuál es la consecuencia de no lograrlo
  • Paso a paso de las actividades diarias para lograrlo
  • Qué se puede hacer, qué no se puede hacer
  • A quién pedir apoyo si la estrategia no está resultando
  • Revisión y ajustes de la estrategia y meta

Y una vez garantizado que todos los involucrados tienen claro lo que les toca hacer, aplicar la fórmula mágica:

Seguimiento, seguimiento, seguimiento

Todos conocemos estos dichos: Al ojo del amo engorda el caballo. El que tenga tienda que la atienda.

Solamente los objetivos que tienen un responsable, que les da seguimiento continuo van a lograrse. Todo lo demás son buenos deseos.

No lo hagas si no lo vas a usar

Un automóvil estacionado todo el tiempo, es un desperdicio. Una sala de juntas que nadie usa es un desperdicio. Invertir en un plan que no vas a ejecutar es un desperdicio.

Todo tu librero más caro del mundo es un desperdicio, si no lo usas.

¿Por qué las empresas tienen cosas que no usan?

Porque se tiene la falsa creencia de que teniéndolo, las situaciones se van a resolver mágicamente. Porque mi competidor lo tiene, mi compadre lo tiene, las empresas de clase mundial lo tienen. Entonces también yo debo tenerlo.

La pregunta de fondo que debes hacerte es ¿Me voy a comprometer a usarlo?

Las cosas que no usas generan Desmadre Operativo

Porque le estorban a lo que sí usas, parece muy obvio pero no lo es. Te propongo un ejercicio sencillo, en tu oficina o donde te encuentres en este momento: ¿cuántas cosas que nunca has usado tienes?

Independientemente del número de cosas, te están quitando espacio, requieren limpieza y algunas veces te cuestan.

Lo mismo pasa en tu empresa, todo lo que no usas, te genera desperdicios y Desmadre Operativo.

¿Qué hago con el librero más caro del mundo?

Primero quítale el polvo, luego selecciona solo aquello que te vas a comprometer a usar, luego empieza a ejecutar UNO por UNO. Empezando por supuesto, por aquel que te genere mayor valor.

Todo lo demás tíralo, de cualquier manera nunca lo vas a usar.

En el primer paso de la metodología Sin Desmadre Operativo, nos enfocamos en identificar cuál es tu núcleo, aquello que si dejas de hacer un mes, acabaría con tu empresa.

Una vez identificado el núcleo, nos enfocamos en aislarlo de todo lo que no se usa, con ello recuperas: tranquilidad, tiempo y recursos, que enfocas directamente a proteger, mejorar y crecer tu empresa.

Búscame, para ayudarte a tirar lo que no usas y Recuperar tu Tranquilidad eliminando el Desmadre Operativo, en esta liga podrás entrar a un taller de libre acceso donde te explico más a detalle cómo lograrlo.

Recuerda: Solo lo que vas a usar

Volver arriba