Definición versus Frustración

No quieres sentarte a definir porque andas muy ocupado, lo irónico es que estás ocupado porque nunca defines qué se tiene que hacer.

Por eso te conviertes en el cuello de botella, porque no defines en blanco y negro lo que se tiene que hacer y tienes muchas justificaciones:

  • No tengo tiempo, ando muy ocupado
  • Para qué voy a escribir lo que ya todos saben
  • Los contraté para que me ayuden
  • Me tardo menos en hacerlo yo, que en explicarles
  • Es que no les queda como a mi me gusta
  • Y un kilométrico etcétera.

Estás justificaciones están enfocadas en el corto plazo y no consideran el tiempo y dinero que estás desperdiciando.

Además, te enojas porque no te ayudan.

Todo el funcionamiento de tu empresa es obvio para ti, porque la fundaste desde cero, con tu esfuerzo y dedicación la llevaste al punto donde está.

Tú sabes a la perfección todo: Qué sí se puede hacer, qué no, cuál es tu cliente ideal, dónde generan más valor, qué debería hacer cada persona que contratas.

Y ese es justamente el problema: Solo tú lo sabes.

Además de la operación diaria, esta situación complica la trascendencia de tu empresa y en el fondo lo sabes.

¿Por qué postergas la definición de tu empresa?

Yo he identificado dos razones, que yo mismo viví y veo en muchos empresarios:

  • Me da miedo perder el control de mi empresa
  • Hay cosas que realmente no sé cómo funcionan

Además como la empresa tiene utilidades, pues para qué le movemos.

Aprovechar lo que ya tienes

La consecuencia real de la indefinición, es que estás perdiendo tiempo y dinero, en toda clase de desperdicios. Y eventualmente, perderás el control y no vas a saber por dónde vino el golpe.

Cuando tienes definiciones claras, aprovechas mucho mejor lo que ya tienes: Equipo, conocimiento, experiencia, clientes.

El impacto más positivo ocurre a favor de tu equipo de trabajo, porque cuando cada persona tiene perfectamente definido su campo de acción, trabaja con tranquilidad y muchísima efectividad.

¿Por dónde empezar?

Te comparto una herramienta de la Metodología Sin Desmadre Operativo: La lista de lo que te cae gordo.

Dedica una hora, de preferencia antes de llegar a tu oficina en un café, donde estés solo y sin interrupciones, solo una hora. Escribe una lista con todo lo que te cae gordo de tu empresa, como te salga del corazón, todo.

Esta lista sirve para desahogarte y para encontrar las causas raíz de los problemas de tu empresa.

En la Metodología, esta lista la vacíamos en un excel, donde clasificamos cada registro según su naturaleza: Ventas, Operaciones y Administración.

De esta manera, podemos ubicar las situaciones que causan el mayor riesgo.

Cuando trabajamos con la identificación del Núcleo de tu Empresa y su Checklist Operativo, esta lista nos sirve para incluir candados y accionables, que eliminen de raíz los riesgos y las cosas que te caen gordas.

La Metodología Sin Desmadre Operativo, te ayuda a ser muy eficiente en la definición de tu empresa, porque tiene un camino paso a paso, donde te acompañamos haciéndote las preguntas correctas para llenar los formatos que se convierten en el instructivo de tu empresa.

Búscame, para ayudarte a Recuperar tu Tranquilidad eliminando el Desmadre Operativo, en esta liga podrás entrar a un taller de libre acceso donde te explico más a detalle cómo lograrlo.

Recuerda: Definir tu empresa la libera y te libera

Volver arriba