¿Sabes qué significa servicio para tu cliente?

Muchas veces no significa lo mismo que para ti y esa diferencia provoca que pierdas clientes sin darte cuenta.

La única forma de estar seguro es preguntarle directamente a tus clientes, pero no a todos, solamente a los que cumplen con tu perfil de cliente ideal.

Para crecer nuestra empresa, sobre todo en los primeros años, estamos cien por ciento enfocados en buscar clientes nuevos, necesitamos ingresos para seguir avanzando.

Esta necesidad provoca que aceptemos a cualquier cliente que nos compre, independientemente de quién sea o peor aún, cómo sea.

Cuando no tienes un perfil de cliente ideal definido, empiezas a decir que sí a muchas cosas que no te convienen y te justificas con el tradicional “es por servicio al cliente”.

Querer darle gusto a todos los clientes, es una batalla perdida, en la que la peor parte se la llevan las personas en tu empresa, tu empresa y tú.

El Desmadre Operativo se multiplica exponencialmente, cuando le das “al cliente lo que pida”:

  • Por atender a los clientes gritones se descuidan los clientes buenos
  • Pierdes mucho tiempo en retrabajos que nunca le dan gusto a los clientes
  • La cobranza se retrasa porque el cliente no está contento
  • Cada venta nueva te trae más problemas que beneficios
  • Lo peor, muchos clientes buenos se van y no te das cuenta

No puedes seguir así, no es saludable para nadie.

Volvamos al inicio, todo este Desmadre Operativo se origina por dos razones:

  1. No tienes definido a tu cliente ideal
  2. No sabes qué significa servicio para tu cliente

En el paso uno de la Metodología Sin Desmadre Operativo, juntos, definimos a detalle estos dos puntos teniendo en consideración la base de todo: ¿qué vendes?.

Tu empresa completa, debe estar diseñada para venderle a tus clientes ideales servicios que para ti sean productivos y a ellos les generen alto valor, esto genera un círculo virtuoso en el que todos salen ganando.

Pero si les digo a los clientes que no, nadie me va a comprar

No se trata de decir que no, se trata de armar una oferta sólida, rentable para un perfil de cliente.

Ejemplos campiranos: Cuando vas a una cafetería no te enojas porque no venden tacos. Cuando vas a los tacos no te enojas si no venden pizza. No esperas que tu contador sea experto en ventas.

Es decir, todos, como clientes, estamos acostumbrados a consumir servicios especializados y preferimos aquellos que resuelven nuestra necesidad específica de la mejor manera.

¿Cómo sé cuál es el perfil de mi cliente ideal?

Primero define en tu cabeza, cómo sería tu cliente ideal, escríbelo, no te limites. Lo que te gustaría y lo que no. Qué quieres que te compre, que no.

Segundo, con esta definición revisa la lista de todos tus clientes actuales e históricos y marca los que coinciden con tu perfil de cliente ideal.

Tercero, pregúntales en persona qué significa servicio para ellos. Te vas a sorprender con sus respuestas.

La Metodología Sin Desmadre Operativo, te ayuda a poner en blanco y negro todo el viaje de tu cliente ideal, desde que lo contactas hasta que estableces una relación recurrente con ellos. Dejando muy claro para todo tu equipo qué significa servicio para el cliente y cómo cuidarlo a partir de su trabajo cotidiano.

Búscame, para ayudarte a Recuperar tu Tranquilidad eliminando el Desmadre Operativo, en esta liga podrás entrar a un taller de libre acceso donde te explico más a detalle cómo lograrlo.

Recuerda: El servicio tiene que servir a tu cliente y a tu empresa

Volver arriba