Innovar es el camino al crecimiento, siempre y cuando exista orden en tu empresa. En otras palabras, si tienes desmadre no puedes innovar.

Cuando tu empresa enfrenta situaciones difíciles, la innovación siempre aparece como la opción para salir adelante.

Si en tu empresa existe el desmadre operativo, la innovación será una fuente más de complicaciones, porque distraerás gente y recursos que realmente no tienes.

En este contexto, la innovación se convierte en ocurrencias, que sonaban bien y misteriosamente no funcionaron.

Antes de innovar necesitas ordenar la empresa, para tener una certeza en el flujo y conocer la capacidad real que tienes para atender la innovación.

Y es que toda innovación cuesta, necesitas tiempo, dinero y esfuerzo, aunque uses los recursos de tu empresa.

Si con tu oferta de servicios actual: vendes 100, entregas 50 y cobras 25. Va a pasar exactamente lo mismo con cualquier innovación.

Test de la empresa ordenada

  • Indicadores de utilidad, ventas y cobranza diarios en tiempo real
  • Tu tiempo lo dedicas a supervisar y evolucionar tu empresa
  • Conoces a la perfección la utilidad que te generará cada venta
  • Ventas nuevas enfocadas a tu perfil de cliente productivo
  • Tu equipo opera la empresa en automático
  • Al menos 70% de tus ingresos vienen de las ventas recurrentes

Si cumples con la mayoría de estas situaciones, estás listo para innovar. En caso contrario, estás listo para ordenar.

La Innovación a partir del Orden

Cuando tu empresa está ordenada, la mayoría de las innovaciones puedes hacerlas sobre tu modelo de negocio actual. Con cada innovación mejoras la relación con tus clientes, la utilidad de tu empresa y tu posición en el mercado.

Si lo analizas, las empresas con las que llevas años de relación, en lo personal y profesional, están continuamente innovando a partir del servicio que ya te ofrecían. Hacen muchas innovaciones mayormente pequeñas.

Por otro lado, están las innovaciones disruptivas para el mercado o para ti. En este caso, tener tu empresa ordenada, te permitirá financiar todas las etapas de la innovación, desde la idea hasta las primeras utilidades.

En cualquiera de los dos caminos, lo importante es que tu empresa ordenada siga operando y generando recursos, para ser sustentable y poder financiar las innovaciones al mismo tiempo.

Aviso importante

No distraigas a tu equipo operativo, con las innovaciones. A partir de tu presupuesto para innovación, asigna un equipo especial, enfocado en llevar a mercado la innovación.

¿Cómo ordeno mi empresa?

Primero, reconoce el desmadre operativo que tienes. Segundo, enfócate en alinear los tres engranes de tu empresa: Ventas, Operaciones, Administración. Tercero, utiliza diariamente los 3 indicadores de batalla: Utilidad, Ventas, Cobranza.

Aprovecho para invitarte al taller: 3 herramientas para eliminar el desmadre operativo. Donde aprenderás herramientas prácticas de aplicación inmediata para comenzar a ordenar tu empresa.

Recuerda: Ordenar para Innovar

Volver arriba