Si después de comunicar claramente el beneficio que entregas, te cuestionan el costo, no estás con el cliente correcto.

¿Cuánto y por qué tan caro?

Esta pregunta me da risa, los prospectos se sienten empoderados, cuando la hacen. Me da risa porque lo que para ellos es una posición ofensiva, a mi me ahorra mucho tiempo porque en ese momento puedo descalificarlo.

Así es, yo descalifico al prospecto. Por una simple y sencilla razón, no valora el beneficio que le voy a entregar.

Suena agresivo, pero no lo es.

Como proveedores de un servicio, tenemos la obligación de elegir a los clientes con los que vamos a trabajar, para salvaguardar la continuidad de nuestra empresa y la tranquilidad de todas las personas que en ella trabajan.

Y por supuesto, tenemos la responsabilidad de cumplir con nuestra promesa de valor con los clientes que nos han favorecido con su confianza.

La relación costo beneficio.

Es muy importante que continuamente compruebes esta relación en tus servicios, mientras más grande mejor, siempre y cuando la puedas comprobar con hechos, cumpliendo consistentemente en la entrega de valor para el cliente.

Es fundamental que la expliques con mucha claridad a tus prospectos, para que puedan hacer sus comparativos con la información correcta y completa.

Tú eres el responsable de explicarlo, asegurar que el prospecto recibió bien el mensaje y entiende el beneficio para su empresa.

Muy importante es que pongas en primer lugar cómo beneficias el negocio de tu prospecto: Mejorando sus ingresos, reduciendo sus egresos, eliminando riesgo o todas al mismo tiempo.

Nuestro diferencial en el mercado, siempre se manifiesta en la forma única de generar beneficios para nuestro cliente. Otra razón de peso para explicar claramente la relación costo beneficio.

Un prospecto con perfil de cliente productivo, pondrá en la balanza el beneficio antes que el costo.

Un número dice más que mil palabras

Tu prospecto está buscando un beneficio específico para su empresa, asegúrate de que sea el primer número que vea, antes que otra cosa, así conectará directamente con tu oferta y tendrás la oportunidad de explicarle los beneficios que recibirá.

Para un prospecto lo más importante, es tener claro qué recibirá con nuestro servicios, cuando lo sorprendes, el costo pasa a segundo plano.

Recuerda: Los clientes compran beneficios

Volver arriba