No le cuesta a la empresa, te cuesta a ti Dueño, porque desperdicias lo que has creado y el potencial de todo lo que puedes hacer.

El desmadre te cuesta en tres dimensiones: Dinero, Tiempo y Riesgo.

Dinero

Retrabajos, ventas con pérdidas, clientes molestos, relaciones de negocio rotas, todas cuestan dinero y mucho. Sin embargo, solamente consideramos el estado de cuenta bancario. Si al final del mes están negros los números estamos bien. Cuando salen en rojo un mes nos recuperaremos. 2 o más meses, piensas que tienes un problema de ventas.

Tiempo

Como dueño, dedicas tu tiempo a apagar incendios y resolver las mismas cosas de siempre, al final del día siempre piensas que no hiciste nada de tus cosas. Este patrón se repite en gran parte de tu equipo. Están ocupadísimos resolviendo urgencias, se quedan tarde y están agotados.

Riesgo

Lo más grave del Desmadre Operativo, es que pone en riesgo la continuidad de tu empresa. Tú como Dueño puedes estar agotado y tener ganas de tirar la toalla, lo mismo con varias personas clave en la empresa. La pérdida de tiempo y dinero pone en riesgo la relación con tus clientes, porque ya no puedes cumplir tu promesa de valor.

¿Cuánto te cuesta?

Una vez establecido este contexto, te propongo que hagas un ejercicio para dimensionar cuánto te cuesta el Desmadre Operativo.

Para el caso de las ventas ponle una cantidad estimada en pesos, para los siguientes conceptos:

  • Cancelaciones
  • Devoluciones
  • Bonos por retraso
  • Ventas con Pérdida

Para estimar una cantidad en el tiempo, divide el sueldo mensual tuyo y de tu equipo directo, para tener un costo por hora, y multiplícalo por la cantidad de horas desperdiciadas subsidiando trabajo operativo, teniendo juntas interminables para ver quien tuvo la culpa o bien arreglando relaciones con clientes enojados.

  • Dirección
  • Coord. Ventas
  • Coord. Operaciones
  • Coord. Administración

Por último, pero no menos importante, el riesgo. Para hacer el ejercicio más sencillo, apunta la cantidad que está en riesgo en estos conceptos:

  • Cobranza atrasada
  • Valor de tu cliente más grande
  • Costo de financiamientos de emergencia

Si agregas conceptos que te vengan a la mente, tendrás un cálculo más adecuado a ti.

El resultado será un número que no te va a gustar nada.

Este número es fundamental, porque te dará plena conciencia de cuánto estás perdiendo por el Desmadre Operativo.

Es tu punto de partida, conocerlo te dará una referencia clara y una motivación para acabar con todo ese desperdicio.

Conforme vas recuperando terreno contra el Desmadre Operativo, también recuperas dinero que fortalece tu empresa, tiempo que te permite ser más estratégico y eliminas riesgos en la continuidad del negocio.

¿Cuál es número ideal? Cero, por supuesto.

Pero no esperes llegar a esta meta de un día para otro. Tienes que seguir un proceso ordenado, enfocado en cuidar tu negocio fundamental.

No solo se trata de eliminar el Desmadre Operativo, se trata de saber cómo evitar que regrese.

He creado un taller de libre acceso, en el que explico estos conceptos más a detalle, a partir de 3 herramientas que puedes aplicar de inmediato:

  1. Identifica tus Clientes Productivos
  2. Fortalece la Relación con tus Clientes
  3. Cubre tus Gastos Fijos cada mes

En el taller aprenderás a crear un círculo virtuoso en tu empresa, que elimina el Desmadre Operativo, aprovechando todo lo que hoy tienes.

Recuerda: Tu cartera siempre es la primera en sufrir

Volver arriba