¿Dónde generas más valor? Dirigiendo o Subsidiando

Cuando subsidias a una persona operativa, estás tirando a la basura una cantidad impresionante de valor para tu empresa, clientes y colaboradores. Nadie genera más valor que tú y cualquiera puede hacer una tarea operativa.

Subsidiar, en el ámbito de empresa, significa hacer el trabajo que otra persona debería estar haciendo. La mayoría de las veces, por miedo a que se equivoque.

Si no confías en la persona, entonces por qué sigue en su puesto: ¿Te da cosita regañarla? ¿Crees que se va a ofender? ¿No sabes?

Analicemos el impacto con números, usaré como moneda, los panchólares, para no entrar en controversia. Veamos, tu hora como director vale 2,000 panchólares y la hora de la persona operativa que estás subsidiando vale 100 panchólares.

¿Cuánto está perdiendo la empresa? Respuesta: Tus 2,000 panchólares más los 100 de la persona que no está haciendo su trabajo. 2,100 panchólares a la basura.

Y no estoy considerando el potencial de que uses esa hora en cerrar un nuevo negocio, solo estoy considerando el valor de la hora.

¿Qué hacer para no subsidiar gente operativa?

La respuesta no está en la gente operativa, está en ti. Sobre este comentario, muchos de mis clientes me dicen: “Pero yo les pago para hacer su trabajo, por qué tengo que decirles que hacer”.

Contratas a la gente operativa para hacer no para definir

Esta situación es la principal amenaza para las empresas, cuando el dueño deja que personas contratadas para hacer, se pongan a definir, se genera mucho desorden y riesgo.

Tú eres quien debe asegurarse que las personas tenga claro qué hacer y qué no hacer.

El primer paso que sigo con mis clientes, es ayudarles a redescubrir las fortalezas fundamentales de su empresa, normalmente 1 o 2, que le han dado permanencia y éxito.

A partir de ahí, definimos cómo funcionan y cómo protegerlas. Esto le da a toda la organización un mismo lenguaje, una forma ordenada de operar y crecer.

Así, el tiempo que el director usaba para subsidiar, se convierte en tiempo para entrenar a su personal operativo y ese tiempo sí que genera valor.

Un equipo operativo bien entrenado, mantiene las fortalezas de la empresa funcionando con precisión. Pero sobretodo, permite al dueño enfocarse en dirigir.

Búscame y con gusto platicamos sobre cómo proteger las fortalezas de tu empresa.

Recuerda: Tu valor está en dirigir no en subsidiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba