Cuantitativo y Cualitativo

Tu empresa necesita un balance de ambos para crecer. Lamentablemente muchas veces le damos más peso al lado Cuantitativo, porque “está más relacionado” con el dinero.

Cuantitativo. Es todo lo tangible. Lo que puedes sumar, restar o multiplicar: Número de servicios, productos, facturación, cobranza, cantidad de clientes, entre otros. Todo lo que es fácil de medir.

Cualitativo. Es todo lo intangible. La relación con nuestros clientes, el servicio que les damos, la colaboración de las personas, la cultura de la empresa. Todo lo que aparentemente no se puede medir.

Tu empresa necesita un balance saludable de lo cuantitativo y cualitativo. Para generar valor, utilidades, continuidad y prosperidad.

Invariablemente el desbalance produce desmadre operativo.

Cuando le pones más interés a lo Cuantitativo, te enfocas solamente en los números tangibles, facturación, cobranza, número de servicios, aprietas tanto los números que fracturas la relación con clientes, tu equipo y los proveedores.

Si estás más enfocado en lo Cualitativo, entonces a todo mundo le dices que sí, tu servicio se sale de alcance, las cuentas dejan de dar e irónicamente tu relación con clientes, tu equipo y proveedores se tensan.

Mi muy muy ni tan tan

Por ello es fundamental que tengas muy claro, cómo se relacionan los elementos Cuantitativos y Cualitativos. Porque entre ellos son causa y efecto.

Ahora un ejemplo campirano

Un taquero profesional tiene perfectamente especificado su platillo estrella, es la orden de 5 tacos con refresco incluido. El alcance es claro para el cliente y para los meseros. Se simplifica la transacción (cuantitativa) y la expectativa del cliente (cuantitativa). Con esto solucionado el reto del taquero está en mantener el sabor y la calidad, lo cual logra con buenos ingredientes (Cuantitativo) y cocinando siempre con el mismo cuidado (Cualitativo). Si un cliente quiere un taco extra, sabe que lo tiene que pagar y el mesero sabe que lo tiene que cobrar. La relación está intacta.

¿Cómo determinar la relación entre Cuantitativo y Cualitativo?

Primero, debes reconocer que tu empresa tiene estos dos componentes, no importa si das servicios de ingeniería o de diseño gráfico.

Segundo, necesitas arrastrar el lápiz, a partir de tus indicadores CUANTItativos de negocio crea una lista de los componentes cualitativos para cada uno. Ejemplo: El indicador de ventas recurrentes mejora con relaciones más estrechas con los clientes.

Tercero, a partir de tus indicadores CUALItatitvos, crea una lista de los componentes cuantitativos para cada uno. Ejemplo: Una relación con un cliente, se facilita cuando hay indicadores del servicio que entregamos.

Las coincidencias entre ambas listas te indicarán en donde enfocar para empezar a balancear tu empresa.

Cuando tienes un buen balance entre lo Cuantitativo y lo Cualitativo, puedes generar mucho valor para tus clientes y construir un diferencial importante para tu empresa.

¿Lo intangible se puede medir?

Por supuesto y con mucha precisión, partiendo de las actividades que tienes que realizar para tener una buena relación con todos tus stakeholders. Recuerda que es un tema de causa y efecto. Si visitas a tus amigos con frecuencia, tendrás una relación más estrecha con ellos.

Aprovecho para invitarte a mi canal de Youtube, donde encontrarás contenido de valor para que obtengas el máximo provecho de todo lo que tienes en tu empresa: Clientes, experiencia, recursos.

Recuerda: Mente y Corazón. Cuantitativo y Cualitativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba