Conecta los Puntos

En el 2005, Steve Jobs dio un célebre discurso para los graduados de Stanford, contando tres historias, la primera de ellas: Conecta los Puntos.

Hoy quiero compartir contigo, cómo he aplicado lo que aprendí de esta historia porque estoy seguro que también te será de gran utilidad.

Jobs platicaba cómo las vivencias aparentemente aisladas, que tuvo en varias etapas de su vida, fueron elementos muy importantes en varias iniciativas como la primera Mac.

Mientras tenemos estas vivencias, tal vez las pasamos por alto, pero cuando las necesitamos regresan a nosotros.

En lo personal, cuando cree mi primera empresa, CALIXE, me pasó lo mismo. Cuando la fundé vendía solamente proyectos, de internet y consultoría, siempre estaba buscando clientes nuevos, todos me pedían cosas a la medida y con gusto los atendía.

Sin embargo, como todos en algún momento, tuve un momento de quiebre donde de la noche a la mañana mi zona de confort desapareció y simplemente no sabía qué hacer.

En mi mente estaba la fijación por los proyectos y creía que esto era lo único que podía ofrecer, aunque esto mismo era lo que me había metido en problemas.

Quería salir de mi situación haciendo lo mismo que me había metido en ella.

Entonces, platicando con un par de buenos amigos, me ayudaron a voltear a ver mi experiencia, me ayudaron a descubrir todas las piezas, que sin darme cuenta, había construido a lo largo de mi carrera profesional.

Y como explica Jobs, la solución saltó a la vista, porque empecé a conectar los puntos para crear mi primer modelo de Ventas Recurrentes y transformar completamente a CALIXE.

Por supuesto no fue algo espontáneo, necesité de esfuerzo, tiempo y trabajo, para conectar los puntos adecuadamente y buscar los puntos que me faltaban.

Todo el proceso tuvo más emoción que incertidumbre, porque cada vez que usaba una vivencia del pasado, agradecía muchísimo el haberla tenido y agradecía aún más poder aprovecharla.

Con esta confianza, cuando tuve mi primer modelo listo, salí a la calle a conseguir más puntos, esos puntos que solo te puede dar la experiencia y la interacción con prospectos, clientes, amigos.

Cuando empecé este proceso no podía atender más de 10 clientes, cuando conecté los puntos pude atender a más de 1,000 clientes en todo el país.

Mientras vivía el proceso de conectar los puntos, aproveché para construir una metodología, validada primero en mi propia empresa y luego con amigos y clientes, a los que he apoyado para construir su primer modelo de Ventas Recurrentes.

De este proceso, surgió la Tribu de Ventas Recurrentes, donde los empresarios aprenden paso a paso cómo Transformar su Experiencia en Ventas Recurrentes.

El punto inicial, para empezar a conectar los puntos, es saber exactamente donde te encuentras con respecto a las ventas. Porque las ventas son el motor o el ancla de toda empresa.

Existen 3 errores que limitan nuestras ventas y provocan que queramos tener resultados diferentes, vendiendo las mismas cosas.

Quiero invitarte a un Webinar de Libre Acceso, llamado: 3 errores que limitan las ventas de las empresas de servicio (… y cómo evitarlos). Para los conozcas y tengas una referencia clara para empezar a conectar los puntos.

Para inscribirte simplemente da clic en esta liga que te llevará a la página de registro. Nos vemos ahí.

Conectar los puntos, de todas tus vivencias personales y profesionales, es el primer paso para Transformar tu Experiencia en Ventas Recurrentes.

Recuerda: Piensa Recurrente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba